¿QUÉ ES LA VITRIFICACIÓN DE ÓVULOS?

La congelación o vitrificación de óvulos es una Técnica de Preservación de la Fertilidad que permite conservar los óvulos congelados por tiempo indefinido ya que el número de óvulos que contienen los ovarios es limitado. Gracias a ella, una mujer puede preservar la fertilidad con las ventajas y los menores riesgos que pueda tener con su edad actual, independientemente de la edad que pueda tener en el futuro.

En Amnios in Vitro Project, estamos en disposición de ofrecer a nuestros pacientes la última tecnología médica, lo que nos permite conseguir las más elevadas tasas de éxito, siempre con un trato humano y 100 % personalizado donde tu bienestar y  el éxito de tu tratamiento son lo único importante.

¿QUIERES PRESERVAR TU FERTILIDAD?

En AMNIOS te ofrecemos un servicio de Vitrificación de Óvulos con una financiación a un año sin intereses.

¿EN QUÉ CASOS ES ACONSEJABLE LA CONGELACIÓN DE ÓVULOS?

Cualquier mujer puede recurrir a esta técnica de preservación de la fertilidad y solicitar que sus óvulos sean congelados. Sin embargo, la vitrificación de óvulos puede ser especialmente válida para:

  • Mujeres que tengan más de 35 años y no tengan planes de quedarse embarazadas en los siguientes 3 o 4 años. Según pasa el tiempo, la probabilidad de fecundación de los óvulos disminuye y en cambio aumenta la probabilidad de que al fecundarse aparezcan anomalías genéticas, que el embarazo finalice en un aborto o que el bebé tenga un síndrome de Down. Mediante la vitrificación de óvulos, estas probabilidades se minimizan. Al congelar los óvulos en su estado actual, cuando se vuelvan a utilizar en el futuro, tendrán los riesgos y ventajas de una mujer de la edad actual y no el de la edad en que se decida utilizar.
  • Mujeres con riesgo de pérdida de la función ovárica. Por ejemplo, mujeres con endimetriosis o mujeres diagnosticadas con enfermedades autoinmunes o cáncer que van a recibir tratamiento, ya sea con quimioterapia o con radioterapia.

RESOLVEMOS TUS DUDAS SOBRE LA VITRIFICACIÓN DE ÓVULOS

La congelación de óvulos consiste en obtener los óvulos de una mujer en edad fértil mediante el proceso de inducción de la ovulación, y mantenerlos congelados hasta que decida utilizarlos. El proceso mediante el que se congelan los óvulos se denomina vitrificación de óvulos.

Se calcula que cuando nace una niña, sus ovarios contienen entre 400.000 y un millón de óvulos. Desde ese momento, el número de óvulos comienza a disminuir. Los óvulos que contienen los ovarios forman lo que los médicos llamamos la ‘Reserva Ovárica’. Esta reserva ovárica va disminuyendo con el paso del tiempo. En general, la fertilidad de la mujer está estrechamente ligada a la reserva ovárica, de manera que cuanto mayor es la reserva ovárica, mejor es la fertilidad.

A partir de los 35 años, la disminución de la reserva ovárica es más brusca. Se calcula que a los 40 años solamente el 20 % de las mujeres tienen una reserva ovárica normal. Estas son las mujeres que tienen potencialmente una fertilidad normal. En cambio, el 10% de las mujeres a los 40 años ya habrán tenido la menopausia (una menopausia precoz). Con la menopausia, la reserva ovárica está totalmente agotada.

Así que el ovario no produce más óvulos que los que ya contiene cuando la niña nace. Hasta el momento, no se ha encontrado ninguna manera de evitar que la reserva ovárica se vaya agotando con el paso del tiempo. Como consecuencia de ello, la fertilidad de la mujer está directamente relacionada con su edad, y disminuye de forma muy importante después de los 35 años. Tampoco podemos predecir cuándo se va a agotar la reserva ovárica de una mujer en concreto (dicho de otra forma, no podemos saber hasta cuándo va a conservar una mujer su fertilidad).

Para poder congelar los óvulos, primero hay que conseguir que los ovarios produzcan un número suficiente de óvulos. Por ello, se realiza un tratamiento de inducción de la ovulación similar al que se hace en una FIV. Consiste en administrar una hormona (FSH) después de la regla, durante un periodo de unos 9 o 10 días. Esta hormona hace que los ovarios tengan una ovulación múltiple. Después, se recuperan los óvulos mediante una punción transvaginal (que se realiza bajo sedación).

Una vez extraidos, se inicia el proceso de vitrificación. Una vez congelados, los óvulos pueden mantenerse vitrificados durante muchos años.

Por desgracia, no es posible asegurar que se va a conseguir un embarazo después de congelar los óvulos ya que el éxito del futuro tratamiento depende de muchos factores: de la calidad de los óvulos, de la calidad de los espermatozoides y de la existencia de otros problemas (receptividad endometrial, etc).

En la actualidad, las tasas de embarazo con fecundación in vitro utilizando óvulos previamente vitrificados estan en torno al 40-45% por intento.

PRIMERA CONSULTA GRATUITA

SI LO PREFIERES, LLÁMANOS

En AMNIOS te ofrecemos un sistema de pago aplazado

En Amnios In Vitro Project ofrecemos, un sistema de pago aplazado a lo largo de un año sin intereses. Además, tenemos acuerdos con diferentes entidades bancarias para ofrecer otras formas ventajosas de financiación a nuestros pacientes.

Acude a una consulta gratuita en AMNIOS, donde te informaremos de los detalles de esta ténica y los diferentes métodos de pago y financiación que ponemos a tu disposición.

¿PODEMOS AYUDARTE?

Si tienes alguna duda sobre nuestra clínica o alguno de nuestros tratamientos, o estás intentando quedarte embarazada y quieres informarte sobre la mejor opción para ti, consúltanos tu caso. Contacta con nosotros o solicita un primera consulta gratuita con nuestros especialistas.

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH