TECNICAS COMPLEMENTARIAS DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA

En nuestra clínica utilizamos otras muchas técnicas complementarias a nuestros Tratamientos de Reproducción Asistida, siempre con el objetivo de aumentar las posibilidades de embarazo y para aquellos casos concretos en que las circunstancias lo aconsejen.

En Amnios in Vitro Project, ponemos a disposición nuestros pacientes la última tecnología médica lo que nos permite ofrecer las máximas garantías de éxito en sus tratamientos, siempre con un trato humano y 100 % personalizado donde tu bienestar y  el éxito de tu tratamiento son lo único importante.

¿BUSCAS UN TRATAMIENTO DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA?

Pide cita ahora y soluciona tus dudas. En AMNIOS In Vitro Project todas las consultas son gratuitas.

DIAGNÓSTICO GENÉTICO PREIMPLANTACIONAL (DGP)

El Diagnóstico Genético Preimplantacional es una Técnica de Reproducción Asistida que permite evitar la transmisión de enfermedades producidas por anomalías genéticas. Consiste en analizar el embrión desde el punto de vista genético antes de trasferirlo al útero.

Con el DGP, las parejas que padecen o son portadores de alguna de estas enfermedades pueden tener la posibilidad de tener hijos sanos, libres de esa enfermedad. Además, evitaran que la enfermedad se siga transmitiendo en sus descendientes.

Básicamente, existen tres tipos de análisis genéticos para hacer el DGP: el FISH (fluorescencia e hibridación in situ); la PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa), y el CGH (Comparative Genomic Hybridization). La técnica más utilizada es el FISH, aunque cada una de ellas tiene diferentes objetivos.

Los pasos en un tratamiento de FIV con DGP son:

El primer paso para hacer un ciclo de DGP es la Fecundación in Vitro. Todos los pasos son iguales hasta la fecundación de los óvulos. Posteriormente, se observan los embriones en los primeros días de su desarrollo. En el tercer día es cuando se suele realizar el DGP, aunque también se puede hacer en la etapa de blastocisto.

La segunda fase del DGP consiste en biopsiar al embrión. En el tercer día de desarrollo embrionario, cuando el embrión se encuentra entre 6 y 8 células, se realiza una biopsia quitando una sola célula al embrión, que es posteriormente analizada con la técnica genética correspondiente. En algunos casos se puede realizar la biopsia en el día 5 (biopsia de trofoblasto).

El tercer paso es el estudio genético de la célula del embrión:

  • Conla técnica FISH se pueden detectar anomalías del número de los cromosomas (aneuploidias, como el síndrome de Down), traslocaciones… etc.
  • Utilizando la técnica de PCR se pueden detectar enfermedades provocadas por una patología molecular, es decir que se producen por estar afectada una determinada molécula. Así se detectan embriones que tienen enfermedades como el Corea de Huntington, la hemofilia… etc.
  • Con la técnica CGH es posible analizar el contenido completo de ADN de las células, por lo que podemos comparar con una célula “patrón”, y ver si el ADN contenido en la célula estudiada es igual (lo que nos daría un diagnóstico de normalidad), mayor, o menor (que sería anormal).

BIOPSIA DE TESTÍCULO

La Biopsia de Testículo es una técnica que nos permite, mediante una microinyección intracitoplasmática de espermatozoides, conseguir embarazos en parejas con varones que no tienen espermatozoides en el seminograma. En algunos casos, tras realizar un seminograma, comprobamos que no existen espermatozoides en el eyaculado. Es lo que llamamos azoospermia. Normalmente comprobamos este resultado realizando un nuevo análisis sobre otra muestra de semen. Si en la segunda muestra obtenemos el mismo resultado, entonces confirmamos el diagnóstico de azoospermia. Las causas por la que no hay espermatozoides en el eyaculado pueden ser muchas, pero las podemos reunir en dos grupos:

  • Azoospermias obstructivas: El testículo produce espermatozoides con normalidad pero hay algún tipo de obstrucción en los conductos por los que los espermatozoides deben salir. Son “”.
  • Azoospermias secretoras:  El testículo no produce espermatozoides debido a algún tipo de fallo con las células germinales.

Es necesario hacer un reconocimiento médico completo, y algunas pruebas complementarias (determinaciones hormonales, ecografía testicular, etc) para completar el estudio en estos casos.

En los casos de azoospermia obstructiva, en los que la causa es una obstrucción posterior al testículo, es posible recuperar espermatozoides directamente de los testículos mediante biopsia de testículo. Normalmente se obtienen suficientes como para poder completar un ciclo de Fecundación in Vitro con la técnica de microinyección espermática (ICSI).

ESTUDIO DE RECEPTIVIDAD ENDOMETRIAL

El endometrio, es decir, la capa que recubre el interior del útero) es receptivo para la implantación del embrión durante, aproximadamente, 3 días. Este período es lo que se conoce como ventana de implantación. En un ciclo natural, suele estar entre los días 5-7 post-ovulación.

Determinados casos de fallos de implantación pueden deberse a que en algunas mujeres esta ventana de implantación se encuentra desplazada. Tomando una muestra de endometrio se puede realizar un estudio genético del mismo para determinar el estado de receptividad. Con este estudio endometrial podemos, por tanto, personalizar la ventana de implantación en cada mujer y aumentar las probabilidades de gestación con la transferencia embrionaria.

FISH DE ESPERMATOZOIDES

En determinados casos, como fallos de implantación, abortos de repetición o alteraciones del factor masculino, es conveniente determinar la dotación cromosómica de los espermatozoides mediante FISH (hibridación in situ fluorescente). Habitualmente se analizan 5 cromosomas: 13, 18, 21 y los cromosomas X e Y.

Si la proporción de espermatozoides con una dotación cromosómica anómala (aneuploides) están por encima de los límites considerados como normales, existe mayor riesgo de tener embriones con alteraciones cromosómicas y, por tanto, con menores probabilidades de implantación, mayor riesgo de abortos e incluso la posibilidad de tener un recién nacido vivo con una alteración cromosómica.

En estos casos de FISH alterado estaría indicado realizar un diagnóstico genético preimplantacional (DGP) a los embriones con el fin de determinar si su dotación cromosómica es normal, antes de transferirlos al útero.

¿PODEMOS AYUDARTE?

Si tienes alguna duda sobre nuestra clínica o alguno de nuestros tratamientos, o estás intentando quedarte embarazada y quieres informarte sobre la mejor opción para ti, consúltanos tu caso. Contacta con nosotros o solicita un primera consulta gratuita con nuestros especialistas.

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH